Omega 3 EPA DHA LYSI

Los efectos beneficiosos para la salud de los aceites marinos se atribuyen a los ácidos grasos omega-3, especialmente EPA y DHA. Los ácidos grasos omega-3 son esenciales para el cuerpo humano y deben ser obtenidos a través de la dieta, ya que nuestro organismo no puede sintetizarlos por sí solos. El pescado y los aceites de pescado son la fuente más abundante de los ácidos grasos omega-3, EPA y DHA.

EPA y DHA:

El EPA (ácido eicosapentaenoico) y el DHA (ácido docosahexaenoico) son ácidos grasos poliinsaturados imprescindibles por múltiples razones, muchas de ellas relacionadas con la salud del corazón. El DHA tiene un efecto beneficioso en la estructura de la membrana celular y asiste en el normal crecimiento y desarrollo.  Mientras que ambos EPA DHA, son indispensables para el sistema inmunitario donde controlan los procesos clave que respaldan nuestra salud.

OMEGA3:

Aceite graso que actúa en el organismo reduciendo la inflamación, controlando los niveles de colesterol, previniendo la aterosclerosis y protegiendo al organismo de enfermedades cardiovasculares y cerebrales, mejorando la memoria y la disposición.

VITAMINA D:

La principal función de la vitamina D en el cuerpo humano es facilitar la absorción de calcio por el organismo, que es esencial para el desarrollo saludable de los huesos y de los dientes. Además de mejorar la salud ósea, la vitamina D previene enfermedades como obesidad y diabetes.